Un despacho de abogados mallorquín -DMS Consulting- ha presentado una denuncia contra España ante la Comisión de las Comunidades Europeas por aprobar disposiciones fiscales que obligan a los contribuyentes residentes en España a presentar declaraciones informativas sobre sus bienes y derechos en el extranjero.

Según ha informado en un comunicado, el despacho cree que esa obligación es contraria al Derecho Comunitario, “porque supone una clara e importante restricción a la libre circulación de personas y de capitales, establecida en los artículos 21 y 63 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea”.

noticiasmallorca.es